diumenge, 21 de febrer de 2010

REGINA DE HABSBURGO


Regina y Otto de Habsburgo

Este mes de febrero nos sorprendió con la muerte de Regina de Habsburgo, la esposa de Otto de Habsburgo, primogenito del emperador Carlos y de Zita.
Regina Elena Isabel Margarita de Sajonia-Meiningen nació el 6 de enero de 1925 en Würzburg, hija del duque Jorge III de Sajonia-Meiningen y de la condesa Maria Klara Genmant Korff Schmissing-Kerssenbrock. Fue la menor de cuatro hermanos. Su hermano mayor, Änton Ulrich, murió a los 20 años en una acción bélica durante la II Guerra Mundial, su otro hermano,Frederick Alfred, hizo votos e ingreso en la orden de los cartujos y su hermana María Isabel murió tres meses antes de nacer Regina. Su padre, el duque Jorge, fue hecho prisionero por los rusos, muriendo en un campo de prisioneros ruso en Chernopevetz en 1946.
Las dolorosas pérdidas de estos seres queridos y su vocación por el trabajo social, llevaron a Regina a oponerse a cualquier forma de totalitarismo y empezó a trabajar para Cáritas en Munich, cuidando a refugiados. De esta manera conoció al archiduque Otto, que en 1949, fue a visitar a los refugiados húngaros. Regina se comprometó con Otto al años siguiente de conocerse y en 1951 se casaron en la Église de les Cordeliers en Nancy (Francia), pues no hay que olvidar que la dinastía Habsburgo fue Habsburgo-Lorena tras María Teresa de Austria, contando con la bendición del Papa Pió XII.
Desde su matrimonio, Regina usó el nombre de "Regina, princesa heredera de Austria-Hungría" o, simplemente "Regina von Habsburg", y se instaló en Villa Austria, también conocida como Kaiserville (la Villa del emperador) en Pöcking (Baviera), cerca del lago Starnmberg, donde residió hasta su muerte.
El 2 de diciembre de 2005 sufrió una lesión cerebral y fue trasladada a un hospital en Nancy. El 22 de febrero de 2006 estaba lo suficientemente recuperada como para asistir y participar en el traslado de los restos mortales de su madre y de su hermano Anton Ulrich a la cripta de Holdburg (en Hildburghausen); también asistió al traslado de los restos de su padre, el duque Jorge, desde Rusia hasta la Cripta familiar en la primavera de 2007. En 2008 también asistió a la boda de su nieto.
Regina fue una enamorada de la idea de una Europa unida y ayudó a su marido en su carrera política, que lo llevó a ser miembro del Parlamento Europeo durante 20 años.
Entre los honores que recibió Regina durante su vida figuran el de Gran Señora de la Orden de Elisabeth o el de Protectora de la Orden de la Cruz Estrellada.
Finalmente, el corazón de Regina dejó de latir el 3 de febrero de 2010.