diumenge, 27 d’abril de 2008

Emperador Francisco José de Austria

Francisco José I de Austria (Castillo de Schönbrunn, 1830-1916). Emperador de Austria (1848-1916) y Rey de Hungría (1867-1916). Sucedió a su tío Fernando I. Después del triunfo sobre la Revolución de 1848, que había expulsado a su tío, instituyó un régimen autoritario y centralizado dirigido por el canciller Schwarzenberg y su sucesor Bach (ver anterior entrada "el absolutismo de Bach"). En política exterior experimentó su primer fracaso cuando los italianos, con apoyo de tropas francesas, derrotaron a las fuerzas austríacas en Magenta y Solferino (1859).Por la paz de Zurich, Austria tuvo que ceder Lombardía. La guerra austro-prusiana (1868) suscitada por la cuestión de los ducados de Scheleswig-Holstein y la disputa de los dos estados por la hegemonía en el seno de la Confederación Germánica, se saldó con un nuevo desastre (batalla de Sadowa). Austria quedó definitivament excluida de los asuntos alemanes (paz de Praga de 1866) y de Italia, puesto que tuvo que abandonar el Véneto por la paz de Viena (1866). La debilidad austríaca tras estas derrotas obligó a concentrar los esfuerzos en el interior, en especial en atender las reivindicaciones de los nacionalistas húngaros. Desde el compromiso (Ausgleich) de 1867 Hungría se constituía en estado independiente, con dieta y ministerios propios, al que sólo la persona del monarca vinculaba con Austria. El dualismo del Imperio no hizo más que poner en evidencia la sumisión de las minorías nacionales eslavas y románicas. la nueva concepción del estado le permitió dar fin a la política de alianza antiprusiana justo a tiempo de mantener una postura neutral respecto a la guerra franco-prusiana. Su política interior, desde el compromiso de 1867, estuvo marcada por su voluntad de ejercer un gobierno constitucional con la colaboración del conde de Beust y Andrassy. En 1873 se aproximó a Bismarck se adhirió a la alianza de los tres emperadores (1873), pero la lucha por la influencia en los Balcanes lo alejó del zar, para formar con Guillermo I la Dúplice Alianza de 1879. A partir de ese mismo año se hizo cargo de la cancillería del Imperio el conde Taafe, que trató de desarrollar una política de conciliación y concesiones a las minorías nacionales. Pero el problema de las nacionalidades se complicó aún más por la anexión administrativa de los territorios de Bosnia-Herzegovina (1879). Los movimientos nacionalistas, de base popular y carácter democrático, forzaron a Taafe a proponer la concesión del sufragio universal. La negativa del monarca provocó su dimisión (1893). Francisco José suspendió el régimen parlamentario y ejerció un gobierno absoluto hasta 1907, en que volvió al sistema liberal permitió el sufragio universal. en 1908 Francisco José I decidió abandonar la línea contemporizadora con Rusia y llevó a cabo la definitiva anexión de Bosnia-Herzegovina (1908). Las tensiones que este acto provocó entre los pueblos balcánicos (croatas, serbios y eslovenos), desembocaron en el asesinato de su sobrino y heredero, el archiduque Francisco Fernando, en Sarajevo (1914), y con ello el inicio de la I Guerra Mundial, al tratar Austria de anular definitivamente a Serbia.
Afortunadamente, el emperador falleció en 1916, sin llegar a ver la desaparición del imperio, ya que tras la I Guerra Mundial, moría el sueño imperial de los Habsburgo.

dissabte, 19 d’abril de 2008


El absolutismo de Bach

Debe su nombre al ministro Alexander von Bach, y fue el sistema que se implantó después de las revoluciones de 1848 en Austria. No volvió a implantarse el régimen feudal, pero la meta a conseguir era una monarquía unitaria, con lo cual se suprimió la autonomía de las provincias y municipios, no hubo más elecciones y la administración quedó en manos de la burocracia. La ideología del régimen siguió siendo el legitimismo de derecho divino, para el cual la autoridad del soberano no tenía otros límites que los de su propia conciencia : tales eran las opiniones políticas del joven emperador Francisco José (1848-1916). El régimen se apoyaba en la burocracia, la Iglesia, el ejército y, en menor medida, en la nobleza.
También, después de 1848, se acabó la solidaridad entre Prusia y Austria en la cuestión alemana. Los liberales alemanes de fuera de Austria eran partidarios de un imperio constitucional alemán sin Austria, con el rey de Prusia como emperador (tesis pequeño-alemana); según la tesis defendida por Austria entre 1849 y 1866, todos los territorios de la monarquía austríaca deberían formar una unidad con los estados alemanes, conviertiendo al conjunto en el estado más fuerte de Europa (tesis gran-alemana o Imperio de los setenta millones).

Este sistema duró hasta la guerra de 1859, en la cual Austria fue derrotada y perdió Lombardía, por lo que no pudo impedir la unificación de Italia.

Tras la derrota en la guerra, hubo un cambio en la política interna del imperio: en Hungría y Croacia se restauraron las dietas y los comitatos (y fueron lenguas oficiales el magiar y el croata) y fueron apartados los funcionarios no húngaros. La negociación entre los distintos pueblos que integraban la monarquía duró hasta la guerra austro-prusiana de 1866, en la que Austria fue nuevamente derrotada, y disipó toda influencia austríaca en Alemania y dejó al canciller prusiano Bismarck las manos libres para la solución del problema alemán de acuerdo con la tesis pequeño-alemana. Austria, además, tuvo que ceder Venecia a Italia. A partir de esta fecha, nacería el dualismo en el Imperio de los Habsburgo

dissabte, 12 d’abril de 2008

Emperatriz Elisabeth de Austria-Hungría


La penúltima emperatriz de Austria-Hungría fue Elisabeth, más conocida como Sissi, la esposa del decimonónico emperador Francisco José. Os recomiendo la biografía que de ella ha hecho Ángeles Caso, en su libro "Elisabeth de Austria-Hungría, Álbum privado", que es, quizás, la mejor biografía que he leído de la emperatriz austrohúngara


Su muerte, al ser confundida con una aristócrata, siempre ha quedado envuelta en el halo del misterio. Os copio lo que de ella dice Ángeles Caso:" Aquélla fue una gran muerte. Una vez más, los hechos de la vida cobraron su definitivo significado en el último momento. Ella siempre adoró caminar, y la vida se le fue caminando. Siempre amó los barcos, y expiró abordo de uno. Siempre quiso ser una ciudadana anónima, y murió como una ciudadana anónima, sin archiduques ni cardenales a los pies de una cama con dosel. Siempre destestóser emperatriz, y fue asesinada en nombre de un credo que proclamaba la inexistencia de todo rey (...). En su despedida no hubo tumultos. Se derramamaron pocas lágrimas. Pero a sus funerales asistieron ochenta y dos reyes y reninas con sus séquitos. Durante un rato, fingieron haber olvidado que, cuando estaba viva, Elisabeth los ignoraba (...) Había dicho que quería ser enterrada en Ítaca o en Corfú, o en cualquier otro sitio junto a mar, al aire libre. Fue sepultada en la oscura cripta de los Habsburgo en Viena, debajo de la tierra de una ciudad que siempre la creyó loca y mala".

El retrato que acompaña esta nota, se puede ver en el Hofburg de Viena, delante del escritorio del emperador Francisco José

dimecres, 9 d’abril de 2008

Las garrapatas se ceban en la Cisleithania


Según un diario de la capital del Reino, una plaga de garrapatas se está cebando en los antiguos territorios de la Cisleithania del Imperio de Austria-Hungría. ¿Será un castigo por olvidar a la dinastía Habsburgo, que defendio el territorio europeo del expansionismo otomano?

diumenge, 6 d’abril de 2008

Himno imperial




Creado en honor al Kaiser Frank Joseph I (Ferenc Joseph I/Francisco José I)

dissabte, 5 d’abril de 2008

El último Kaiser de Austria-Hungría



Carlos I, EMPERADOR de Austria y REY de Hungría. Beato y Emperador.

Austria, el imperio multinacional (I´)


Al comenzar la Revolución francesa, el centro dela monarquía de los Habsburgo se hallaba desde hacía a mucho tiempo en las regiones danubianas. Además, esta monarquía se habia anexionado el Milanesado italiano los Países Bajos austriacos (aproximadamente la Bélgica actual) a raíz de la guerra de Sucesión de España, Galitzia tras el primer reparto de Polonia (1772) y, en 1775, la Bucovina, antes bajo dominio turco. Con la dinastía de los Habsburgo se emprendió la unificación de las regiones danubianas a causa de la necesidad de pesentar un frente común contra la expansión otomana. Más tarde, la situación cambió, y el Imperio otomano hubo de retirarse; la última guerra de Austria contra Turquia (1788-1791) coincidió con el principio de la Revolución francesa. El término Austria (Österreich), en un principio de sentido muy limitado,comprendió desde finales del siglo XVII todas las regiones danubianas o, más bien, todas la regiones dominadas por los Habsburgo. Pero Austria no era una monarquía absoluta como la Francia de Luis XIV y Luis XV; el principal obstaculo procedia de Hungría, de su nobleza, sus dietas y sus comitatos.